Atrás

Reencauche de llantas, una alternativa de economía circular que contribuye al ambiente

Reencauche de llantas, una alternativa de economía circular que contribuye al ambiente

$Titulo_SEO.getData() Reencauche de llantas, una alternativa de economía circular que contribuye al ambiente

 

El reencauche es una solución ambiental para la gestión de las llantas y permite alargar su ciclo productivo. Foto: Comunicaciones, Secretaría de Ambiente. 

Bogotá, 17 de diciembre de 2020. (@AmbienteBogota). El sector transportador puede contribuir a la disminución de su impacto ambiental a través de diversas acciones y buenas prácticas. Una de estas es el reencauche, que hace referencia al proceso de renovación de llantas usadas mediante la implementación de una nueva banda de rodamiento.
 
Las llantas son catalogadas como residuos especiales y, por lo tanto, requieren un manejo diferenciado para evitar riesgos en el ambiente, la salud y la seguridad vial. En Bogotá, está prohibido abandonarlas en espacio público, enterrarlas como método de eliminación y disposición final, almacenarlas a cielo abierto o utilizarlas en procesos de combustión, de acuerdo con lo establecido en el decreto 442 de 2015, por medio del cual se creó el programa de aprovechamiento y valorización de este tipo de elementos.
 
El reencauche constituye una solución ambiental para la gestión de las llantas, ya que permite darles una segunda vida y alargar su ciclo productivo. Esta actividad contribuye a la conservación de energía, la reducción del uso de recursos naturales no renovables y la disminución en la producción de residuos, además del beneficio económico que esta práctica conlleva.
 
De hecho, la Asociación Colombiana de Reencauchadores de Llantas y Afines - ANRE estima que, en comparación con una nueva, una llanta reencauchada disminuye en un 83 % el consumo de agua y ahorra cerca de 15 galones de petróleo. 
 
Además, el reencauche es considerado como una práctica segura y económica que contribuye a la reducción de costos en las flotas de transporte, gracias a que una llanta renovada, cuyo valor es más asequible, puede tener una duración similar a la original, si se hace en concordancia con las normas técnicas establecidas.
 
Las personas u organizaciones interesadas en realizar la renovación de llantas de sus vehículos deben acudir a sitios autorizados que cuenten con la respectiva credencial por parte del Organismo Nacional de Acreditación de Colombia (ONAC). En la página de la ANRE se pueden encontrar algunas de las empresas ubicadas en el Distrito que prestan este servicio.
 
Al último día de noviembre de este año se produjeron 39.669 llantas reencauchadas en el territorio nacional. De esta cifra, el 32,6 % (12 955) corresponde a las que fueron generadas en Bogotá por cuenta de 14 compañías dedicadas a esta actividad, según el más reciente reporte estadístico de la ANRE. 
 
La Secretaría de Ambiente promueve el reencauche de llantas como una alternativa de economía circular que cada vez más transportadores pueden realizar para contribuir a la preservación de los recursos naturales. Así mismo, la Subdirección de Control Ambiental al Sector Público vigila a todas las entidades distritales que están obligadas a ejecutar dicha actividad.
 
Por su parte la Agencia Nacional de Seguridad Vial recomienda tener presente el número de reencauches y la fecha del último procedimiento, además de verificar que el elemento no tenga ningún daño, grieta o contaminación por algún agente. Igualmente, invita a la ciudadanía a adquirir llantas certificadas para evitar accidentes en las carreteras.