Atrás

Gatos rescatados por el Instituto de Protección y Bienestar Animal

252 gatos llegaron a Bogotá y fueron valorados por veterinarios del Distrito

$Titulo_SEO.getData() Gatos rescatados por el Instituto de Protección y Bienestar Animal

   

Gato es valorado por médico profesional de IDPYBA.

  • La mayoría de los animales presentan baja condición corporal, deshidratación, afecciones respiratorias y diarrea. Se recomendó el traslado de 29 casos a clínicas veterinarias porque requieren atención médica prioritaria. 
  • El IDPYBA y la Secretaría de Salud, adelantarán seguimiento al posible riesgo epidemiológico y al bienestar de estos animales que serán acogidos en hogares de paso. 
Bogotá, 21 de agosto 2020. El Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal ¿ IDPYBA, participó en una actividad interinstitucional con la Secretaría Distrital de Salud y la Policía Ambiental, para valorar a 252 gatos provenientes de Santa Marta que llegaron este jueves a Bogotá, después de haber sido decomisados por las autoridades el pasado domingo 16 de agosto, cerca de Bucaramanga, debido a las condiciones en las que viajaban. 
 
El grupo de gatos provenientes de Santa Marta, inicialmente era de más de 270 individuos; sin embargo, no todos lograron llegar, pues algunos murieron y otros permanecen hospitalizados en clínicas de Bucaramanga. Las 143 hembras y 109 machos que se transportaron cuentan con el aval de un inspector de Policía de Piedecuesta, Santander, en donde manifiesta que todos los animales se encontraban en condiciones de continuar el viaje. 
 
Los profesionales de las brigadas médicas y de urgencias veterinarias del Instituto en conjunto con los veterinarios de la Secretaría de Salud y la Subred Integrada de Servicios de Salud Norte -ESE, valoraron los animales e identificaron que la mayoría presentan baja condición corporal, deshidratación, afecciones respiratorias y diarrea. La mayoría de los gatos oscilan entre los 2 y 4 meses de edad, dentro del grupo se identificaron 9 hembras lactantes y 6 gestantes. 
 
 
Los demás animales se están trasladando paulatinamente a más de cien hogares de paso, bajo la coordinación de una fundación que asumió su custodia y manutención, además de encargarse de su traslado desde Bucaramanga hasta Bogotá.
 
Una vez estos animales sean reubicados, la Secretaría Distrital de Salud con sus subredes integradas y el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal adelantarán visitas para hacer seguimiento al posible riesgo epidemiológico y verificar que se garantice su bienestar durante todo el proceso de recuperación hasta que puedan ser entregados en adopción en hogares idóneos. 
 
La directora del IDPYBA, médica veterinaria zootecnista Adriana Estrada, manifestó que "Esta situación deja muchas lecciones aprendidas, porque se ha comprobado que las redes de apoyo son fundamentales para la atención de animales vulnerables, pero también se les deben garantizar óptimas condiciones de salud y bienestar en todo momento. Además, es claro que hay que mejorar procesos y que los municipios y departamentos deben cumplir con lo que la ley los obliga, incluida la destinación de recursos para prevenir situaciones que terminen generando estos desplazamientos con potenciales riesgos al estatus sanitario de Bogotá."