Atrás

Secretaría de Ambiente y establecimientos de comercio nocturno se comprometen a una rumba con menos ruido

Secretaría de Ambiente y establecimientos de comercio nocturno se comprometen a una rumba con menos ruido

$Titulo_SEO.getData() Secretaría de Ambiente y establecimientos de comercio nocturno se comprometen a una rumba con menos ruido

  • En el Día Internacional de Concientización sobre el Ruido, #BájaleElVolumen es el compromiso que se adopta por una rumba con menos ruido, para que se cumplan las normas en materia de emisiones de ruido y se propenda por una sana convivencia. 
  • No exceder los niveles de emisión de ruido permitidos e insonorizar los espacios son tareas fundamentales para mejorar la calidad ambiental, sobre todo en las zonas de fiesta. 
  • Durante 2020 y 2021 se han impuesto 25 multas por más de 200 millones de pesos. 
  • Las localidades más afectadas son Chapinero, Antonio Nariño, Teusaquillo, Bosa y Suba.
  • El estándar máximo permisible de emisión de ruido en el día (7:01 a. m. a 9:00 p.m.) es de 70 decibeles dB (A), que se puede comparar con el ruido que emite el motor de un vehículo a un metro de distancia. 
  • En la noche (9:01 p.m. a 7:00 a.m.) el estándar máximo es de 60 decibeles dB (A), equivalente a una conversación normal escuchada a un metro de distancia.

Bogotá, 27 de abril de 2022. (@AmbienteBogota). Durante la celebración del Día Internacional de Concientización sobre el Ruido, la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, lideró un encuentro con propietarios o administradores de bares, gastrobares u otros tipos de establecimientos de comercio nocturnos para que se tome consciencia sobre la importancia de cumplir con las normas ambientales en materia de emisión de ruido y contribuyan a tener una mejor convivencia con los vecinos. 

"La invitación es un poco a concientizarnos de que la situación del ruido es compleja, queremos abrir espacios para ver cómo podemos mejorar la norma, hay que encontrar la manera de que las estadísticas mejoren, porque las quejas por ruido es la constante en varias localidades. El objetivo es que la ciudad viva en sana convivencia, la idea es llegar a unos acuerdos, articularnos, tener espacios de diálogo y tener comunicación continua", dijo la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Con la campaña #BájaleElVolumen, compromiso por una rumba con menos ruido, el Distrito busca que los establecimientos comerciales no excedan los niveles permitidos. Esto ayudará a que se reduzca el impacto que genera la actividad, sobre todo para los vecinos de las zonas aledañas, quienes merecen una mejor calidad acústica en su entorno. 

Más del 50 % de las quejas que recibe la Secretaría de Ambiente en temas de ruido están relacionadas con la afectación que generan los establecimientos nocturnos. Además, menos del 10 % de los establecimientos medidos cumplen los límites permitidos. Las localidades más afectadas son Chapinero, Antonio Nariño, Teusaquillo, Bosa y Suba.

El año pasado, en el marco de la reactivación económica, las Secretarías de Ambiente y Desarrollo Económico, junto con representantes del sector de bares y gastrobares, firmaron el pacto "Reactivación con respecto" para moderar los niveles de emisión ruido. La invitación a los generadores se mantiene: ser responsables con el ambiente en el marco de su actividad. 

"Tenemos que ponernos la meta de mejorar en conjunto, tenemos que identificar todas las formas de mejorar, sentarnos a conversar con los vecinos. Desde la Secretaría de Ambiente queremos articularnos mejor como entidades, asegurarnos que las visitas tengan todos los actores y abrir un espacio para que podamos discutir sobre la norma. Debemos sacar esto adelante y llegar a un acuerdo sobre cómo ir hacia los usos mixtos pensando en la sana convivencia", agregó la secretaria de Ambiente.

Las actividades comerciales nocturnas, establecidas en usos de suelo que las permitan, tienen como estándar máximo permisible de emisión de ruido en el día (7:01 a. m. a 9:00 p.m.) 70 decibeles dB (A), sonido que se puede comparar con el ruido que emite el motor de un vehículo a un metro de distancia. Mientras que en la noche (9:01 p.m. a 7:00 a.m.) de 60 decibeles dB (A), que equivale a una conversación normal escuchada a un metro de distancia. Para cumplir con los estándares, los establecimientos deben generar las obras necesarias para garantizar el cumplimiento durante todo el desarrollo de su actividad.

"El ruido es un tema también de sostenibilidad de las inversiones para tener un funcionamiento óptimo de las inversiones. Tener un negocio sostenible es poder tener en cuenta todas las variables que esto significa, que la inversión pueda ser sostenible en el tiempo y tener aliados como las instituciones y los vecinos", afirmó el alcalde local de Chapinero, Óscar Yesid Ramos.

Durante la Administración de la alcaldesa Claudia López, la Secretaría de Ambiente ha realizado 1331 visitas técnicas de medición y evaluación de ruido. Entre 2020 y 2021 se impusieron 25 multas por más de 200 millones de pesos a establecimientos que incumplieron la normatividad ambiental en materia de emisión de ruido.

Lea también: Secretaría de Ambiente realizó jornada de sensibilización y control al ruido en varias zonas de Chapinero.

Compromiso por bajarle el volumen e insonorizar los establecimientos

Este tipo de encuentros con los propietarios de establecimientos de comercio nocturno permite que entiendan la problemática y la perturbación que la actividad genera en el sueño y las horas de descanso de los vecinos. Asimismo, se pueden coordinar acciones con las entidades distritales para promover una rumba con menos emisión de ruido. 

Si tengo un establecimiento de comercio nocturno, ¿qué debo hacer? 

  • Antes de iniciar actividades, verificar que el predio tenga uso del suelo permitido para dicho fin. 
  • Implementar acciones de mitigación y control de ruido en el establecimiento (insonorización).
  • Modular el ruido e invitar a sus colaboradores y clientes a hacerlo.
  • Utilizar los altavoces (en caso de necesitarlo) dentro del establecimiento y de forma moderada, sin exceder los estándares permitidos.
  • No realizar perifoneo con fines comerciales, ni utilizar altavoces en terrazas (espacio público) ya que está prohibido. 
  • Respetar los horarios habilitados para el desarrollo de la actividad.
  • En caso de requerir una planta eléctrica para el desarrollo de la actividad, asegurar que esté aislada acústicamente.

Al no acatar estas medidas, los establecimientos no solo están incumpliendo con la norma ambiental (Resolución 0627 de 2006 y Ley 1333 de 2009) sino también con el Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana (Ley 1801 - artículos 87 y 93). Se exponen a multas, a la suspensión de la actividad que genera la afectación ambiental, como equipos de sonido, plantas eléctricas u otros elementos (esto es competencia de la Secretaría de Ambiente), o a la suspensión de la actividad comercial (actividad de carácter policivo o competencia de las alcaldías locales, Policía e inspectores de Policía).

¿Cuál es la competencia de la Secretaría de Ambiente? 

La Secretaría de Ambiente realiza la medición, evaluación, control y seguimiento a establecimientos de comercio, industria y servicios cuando la emisión de ruido afecta el ambiente, es decir, que trasciende al espacio público y puede ocasionar un daño ambiental. La entidad verifica que se cumpla con lo establecido en la normatividad. 

La autoridad ambiental no controla los conflictos por ruido al interior de los predios privados (competencia de Policía y alcaldías locales), ni el ruido ocasionado por la actividad del aeropuerto El Dorado (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales y Aeronáutica Civil). 

Además, el perifoneo para usos comerciales (venta de productos o servicios) está prohibido, a excepción de temas culturales, religiosos, deportivos, políticos, de emergencias, pero con autorización de alcaldías locales. 

Como ciudadano, ¿de qué manera puedo contribuir? 

  • No usar parlantes en espacio público.
  • Utilizar con volumen moderado los dispositivos de audio y televisión.
  • Implementar técnicas de conducción amigables con el ambiente y preferir medios alternativos como la bicicleta.
  • Hablar en lugares públicos o privados en un tono de voz moderado.
  • Mantener una sana y respetuosa convivencia con los demás.

El control del ruido es tarea de todos. Por eso, la Secretaría de Ambiente invita a todos los establecimientos a que realicen su actividad cumpliendo la normatividad vigente en la materia, y a todos los ciudadanos a implementar las recomendaciones para mejorar el paisaje sonoro de Bogotá.

 

A continuación, un tweet de la Secretaría de Ambiente:

Escuche el siguiente audio: