Atrás

Así, las Mujeres que reverdecen cuidan los árboles para la restauración ecológica de Bogotá

Así, las Mujeres que reverdecen cuidan los árboles para la restauración ecológica de Bogotá

$Titulo_SEO.getData() Así, las Mujeres que reverdecen cuidan los árboles para la restauración ecológica de Bogotá

Una mujer del programa Mujeres que Reverdecen elabora tareas de jardinería

Esther Medina vive en la localidad de Rafael Uribe Uribe y es una de las mujeres cabeza de hogar que se benefician con el programa. Foto: Comunicaciones, Secretaría de Ambiente.

  • Actualmente hay cerca de 200.000 individuos vegetales en los tres viveros que administra la Secretaría de Ambiente (Ceresa, Soratama y Entrenubes).
  • Las Mujeres que reverdecen realizan actividades de deshierbe y fertilización de individuos vegetales, traslado de tierra, preparación de sustrato, trasplante de material vegetal, entre otras.

Bogotá, 16 de marzo de 2022. (@AmbienteBogota). Con sus manos y, sobre todo, mucha pasión por lo que hacen, un gran número de beneficiarias del programa Mujeres que reverdecen: aprender haciendo cuidan, y los ayudan a crecer, a los árboles que serán plantados en la ciudad. 

En las mañanas, muy temprano, llegan con sus overoles, guantes, botas y gorros verdes a los viveros que administra la Secretaría de Ambiente (Soratama, Entrenubes y Ceresa) para realizar las prácticas del programa y ayudar a reverdecer a Bogotá con más árboles y plantas.

Esther Medina, beneficiaria de la localidad de Rafael Uribe Uribe, cuenta: "Con mis compañeras nos toca diferentes oficios cada día. Hemos hecho traslado de plantas y organizar camas. También nos contamos nuestras cosas, nuestras historias, aquí en el vivero la pasamos bien".

En estos tres lugares ellas adelantan actividades de deshierbe y fertilización de individuos vegetales, traslado de tierra, preparación de sustrato, trasplante de material vegetal, entre otras labores claves para el mantenimiento de los viveros.

"Estamos en la práctica de una teoría muy hermosa, que es la siembra y el reverdecer de Bogotá. Hacemos la mezcla de la tierra con el cascajo de arroz y también el sustrato que le aplicamos para que no se compacte y así los árboles tengan unos nutrientes que los ayuden a crecer fuertes, para poderlos trasplantar de nuevo. Esta actividad es muy bella, porque nos ayuda a reverdecer a nosotras también como mujeres vulnerables", asegura Cindys Ramírez, beneficiaria de la localidad de Puente Aranda.

Lea también: Alcaldesa Claudia López les dio la bienvenida a las 'Sembradoras por la ReactivAcción'.

Los viveros Soratama, Entrenubes y Ceresa están ubicados en las localidades de Usaquén, Usme y San Cristóbal, respectivamente. En estos lugares hay actualmente cerca de 200.000 individuos vegetales de diferentes especies como arrayán, arboloco, cedro, cerezo, hayuelo, mano de oso, tomatillo, aliso, alcaparro, ciro, nogal, entre otros, creciendo para luego ser plantados en procesos de restauración ecológica.

Lea también: Mujeres que Reverdecen plantaron cerca de 100 árboles en el parque Mirador de los Nevados, en Suba.

Lea también: Mujeres que reverdecen: conoce de qué se trata y a quiénes beneficia.

Andrés Quintero, administrador del vivero Ceresa, manifiesta que con el apoyo de las Mujeres que reverdecen se ha sentido un gran avance en estos espacios. ¿Ellas vienen con mucho ánimo, mucha felicidad, alegría a darle y a transmitir esta alegría al material vegetal. Por esto, estos viveros están así, reverdeciendo, y están cuidando y propagando el material vegetal que va a ser utilizado en el Distrito¿, dice.

¿Qué es Mujeres que reverdecen?

Es un programa de formación teórico-práctica de la Administración de la alcaldesa Claudia López, liderado por la Secretaría de Ambiente y el Jardín Botánico. Desde que comenzó, a finales de 2021, ha brindado capacitación en temas ambientales y apoyo económico a cerca de 4.000 mujeres en situación de vulnerabilidad. 

Los viveros también se han convertido en espacios para el intercambio de experiencias entre las mujeres. Imagen: Foto, Secretaría de Ambiente.

Las beneficiarias no solo realizan sus prácticas en los viveros que administra la Secretaría de Ambiente, sino que están en humedales, Cerros Orientales, huertas, Jardín Botánico y otros escenarios naturales de Bogotá. Gracias a su labor, Bogotá está reverdeciendo y avanzando en su objetivo de ser una ciudad más resiliente al cambio climático y equitativa.

A continuación un capítulo de Ambientalmente sobre "Mujeres que Reverdecen"