Botón facebookBotón TwitterBotón InstagramBotón YouTube  Botón tic tok

Noticias de ambiente

Atrás

Plan de Acción Climática (PAC) de Bogotá aporta en cerca del 90 % al cumplimiento de las acciones del Acuerdo de Emergencia Climática

Plan de Acción Climática (PAC) de Bogotá aporta en cerca del 90 % al cumplimiento de las acciones del Acuerdo de Emergencia Climática

$Titulo_SEO.getData() Plan de Acción Climática (PAC) de Bogotá aporta en cerca del 90 % al cumplimiento de las acciones del Acuerdo de Emergencia Climática

Secretaria de Ambiente exponiendo ante el Concejo de Bogotá

Secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, expone los avances del Plan de Acción Climática. Foto: Comunicaciones, Secretaría de Ambiente

  • En 2021, el Sector Ambiente ha invertido más de $31 mil millones en acciones que contribuyen al cumplimiento de los mandatos del Acuerdo 790 de 2020.
  • El Plan de Acción Climática (PAC) busca reducir en un 15 % las emisiones a 2024 y en un 50 % a 2030, alcanzar la carbono-neutralidad en 2050 e incrementar la resiliencia climática.
  • Propuesta de POT le da a la ciudad las herramientas para enfrentar el cambio climático: protegerá y aumentará las áreas verdes, impulsará la economía circular, la movilidad sostenible, la transición energética y la construcción de edificaciones responsables con el ambiente, entre otras.

Bogotá, 24 de octubre de 2021. (@AmbienteBogota). En el Día Internacional contra el Cambio Climático, la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, presentó ante el Concejo los avances de la Administración de la alcaldesa Claudia López para enfrentar la emergencia climática y lograr tener una ciudad más sostenible.

"Hemos avanzado mucho en este primer año de emergencia climática, porque tenemos las bases de nuestro Plan de Acción Climática (PAC) y estamos trabajando en conjunto todos los sectores de la Administración de la alcaldesa Claudia López en darle la prioridad que se merece al mayor problema que enfrenta la humanidad. Estamos en una labor que ha conectado precisamente con el PAC, el trabajo que hemos estado haciendo desde comienzos de 2020, en consolidar las acciones de mitigación y adaptación que necesita la ciudad", expresó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, durante el Primer Foro Anual de la Emergencia Climática, establecido en el Acuerdo 790 de 2020, que declara esta problemática como un asunto de interés general y prioritario en la ciudad.

En 2021, la Secretaría de Ambiente ha invertido más de $16.227 millones en acciones que contribuyen al cumplimiento de los mandatos de este acuerdo; el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger), alrededor de $11.508 millones; y el Jardín Botánico, más de $ 3.577 millones.

En este sentido, uno de los pasos más importantes que ha dado la Administración es la articulación del Plan de Acción Climática (PAC) 2020-2050, una hoja de ruta de descarbonización de la economía para que Bogotá pueda reducir en un 15 % las emisiones a 2024 y en un 50 % a 2030, alcanzar la carbono-neutralidad en 2050 e incrementar la resiliencia frente a la crisis climática.

Las 30 grandes medidas que contiene el PAC, presentado este año por la alcaldesa Claudia López y la secretaria de Ambiente Carolina Urrutia, aportan en un 89 % al cumplimiento de las acciones estratégicas que están en el Acuerdo 790 de 2020.

El PAC contiene acciones climáticas de corto, mediano y largo plazo enfocadas en aumentar los espacios verdes, implementar soluciones basadas en la naturaleza, promover la producción y consumo responsable con el ambiente, la movilidad sostenible y el cambio de hábitos para enfrentar amenazas como avenidas torrenciales (crecientes repentinas), inundaciones, movimientos en masa, incendios forestales e islas de calor urbanas que, según la evaluación de los riesgos en escenarios de cambio climático, podrían afectar con mayor intensidad y frecuencia a Bogotá en el futuro.

Con este documento también fue presentada la actualización del Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero a 2017, que identifica las principales fuentes de emisión en la ciudad para enfocar mejor los esfuerzos climáticos.

"Un avance sobre el cual construimos este Plan de Acción Climática es precisamente nuestro inventario de gases efecto invernadero, la forma en que contabilizamos y sabemos qué sectores nos están produciendo los gases que ocasionan el cambio climático, además, de actualizar el nuestro, para tenerlo al día y definir su línea base, con datos de 2017, establecimos en el PAC las maneras necesarias para que el inventario se actualice todos los años", agregó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

De acuerdo con este reporte, en 2017 se emitieron 11.421.724 toneladas de CO2 equivalente (t CO2e) en Bogotá. Los sectores con mayor contribución fueron el transporte, con una participación del 48 %; consumo energético en el ámbito residencial, comercial e institucional (19 %); industria manufacturera y de la construcción (15 %); disposición final de residuos sólidos (13 %), y aguas residuales y domésticas (5 %).

Actualmente, la Administración distrital está trabajando en el decreto que permitirá adoptar formalmente el PAC y convertirlo en una herramienta de cumplimiento obligatorio para todas las entidades responsables de implementar las acciones. Además, está desarrollando mecanismos de monitoreo, evaluación y reporte para hacerle seguimiento y alimentación periódica a esta hoja de ruta.

Una suma de esfuerzos para la acción climática

En su presentación, la secretaria de Ambiente también destacó que, en cumplimiento del Acuerdo de Emergencia Climática, la entidad ha avanzado en la actualización de los planes de manejo ambiental de las áreas protegidas; control de la calidad hídrica del río Bogotá; diseño de la Estrategia Distrital de Crecimiento Verde; promoción del ecourbanismo y la construcción sostenible; actividades de educación ambiental; restauración, recuperación y protección de ecosistemas; seguimiento a la biodiversidad, entre otras. 

Además, la Secretaría trabaja con la academia, colectivos y otros actores de la sociedad para implementar microsensores que permitan realizar seguimiento a la calidad del aire, especialmente en ambientes para ciclistas.

A lo anterior se suma la firma de la declaración de crisis climática por parte de la alcaldesa Claudia López y los gobernadores de Boyacá, Cundinamarca, Huila, Meta y Tolima en febrero de 2020, en Sumapaz, donde acordaron diez compromisos para contribuir a la reducción de gases de efecto invernadero, proteger los ecosistemas y aumentar la resiliencia de la región central.
 
En julio del año anterior, Bogotá también firmó un compromiso con el Grupo de Liderazgo Climático C40 para trabajar con acciones concretas por un aire más limpio y calles libres de combustibles fósiles. En este aspecto, el Distrito ha dado grandes pasos como la renovación de la flota de transporte público, la adopción del Plan Aire 2030, la vinculación de la ciudadanía y las empresas al Pacto Unidos por un Nuevo Aire, los operativos de control a fuentes móviles y fijas, y los proyectos de reconversión tecnológica en la ciudad.

Un POT que prepara a la ciudad para el cambio climático

La secretaria Urrutia también destacó la propuesta del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que le da a la ciudad las herramientas necesarias para enfrentar el cambio climático. Este POT protegerá y aumentará las áreas verdes, impulsará la economía circular, la movilidad sostenible, la transición energética y la construcción de edificaciones responsables con el ambiente, entre otras.

"Uno de los pilares para que nos adaptemos y mitiguemos el cambio climático en Bogotá es nuestro Plan de Ordenamiento Territorial, un plan que propone, a través de la proximidad, disminuir las distancias y los tiempos que recorremos, y, por lo tanto, los combustibles fósiles que usamos en Bogotá. Este es un plan que además amplía la Estructura Ecológica Principal en 30 % y nos da nuevas y mejores medidas para asegurarnos que la construcción sea sostenible y realmente ecológica en la ciudad", concluyó la secretaria Urrutia.

Bogotá avanza para convertirse en una ciudad líder en la acción climática en Latinoamérica con acciones contundentes, participación, confianza y decisión.