Botón facebookBotón TwitterBotón InstagramBotón YouTube  Botón tic tok

Noticias de ambiente

Atrás

Personas que, en medio de la cuarentena, trabajan para proteger y conservar los árboles y la fauna silvestre en Bogotá

Personas que, en medio de la cuarentena, trabajan para proteger y conservar los árboles y la fauna silvestre en Bogotá

$Titulo_SEO.getData() Personas que, en medio de la cuarentena, trabajan para proteger y conservar los árboles y la fauna silvestre en Bogotá

Héroes de capa verde

Veterinario Édgar Camilo Piraján. Foto: Secretaría de Ambiente.

Veterinario Édgar Camilo Piraján. Foto: Secretaría de Ambiente.

  • Tecnólogos, biólogos, veterinarios y otros profesionales ambientales a diario salen a proteger la fauna y a cuidar los árboles que pronto serán sembrados en diferentes zonas urbanas y rurales de Bogotá.
  • La Secretaría de Ambiente ha recuperado más de 2.600 animales silvestres durante los últimos cinco meses.
  • Los animales silvestres deben estar #LibresYEnCasa.
  • La mayoría de los animales que son extraídos de su hábitat natural mueren cuando son transportados para ingresarlos al comercio ilegal.
  • Andrés Quintero es el ¿cuidador de los árboles que reverdecerán a Bogotá'. Se encarga todos los días de darles amor y cariño a más de 150 mil árboles que se están preparando para ser plantados en diferentes zonas de la ciudad.
Bogotá, junio 12 de 2020. Son millones las personas que en Bogotá se están quedando en sus casas para evitar la propagación de la covid-19. Miles de médicos, Fuerza Pública, operadores de TransMilenio y organismos de socorro, entre otros, salen a diario a cumplir labores esenciales para salvaguardar la salud, seguridad, movilidad y abastecimiento de todos los bogotanos. En medio de este grupo hay unos pocos ¿héroes de capa verde' que están cumpliendo labores de protección y conservación de la biodiversidad. 
 
El coronavirus cambió el mundo, se ha dicho tanto que es casi un lugar común. Muchos enfrentan esta pandemia desde los hogares, mientras que otros, héroes silenciosos, luchan por el bienestar de los animales silvestres que habitan en los diferentes ecosistemas de la ciudad y de otros que han sido víctimas del tráfico ilegal. 
 
El comercio ilegal de especies silvestres ha sido catalogado como el tercer delito más lucrativo en el mundo después de las drogas y las armas. La capital es un punto estratégico y paso obligado de los traficantes para comercializar ilegalmente la fauna a nivel nacional e internacional.
 
"En estos días de aislamiento hemos encontrado varios casos en los que personas abandonan los animales silvestres. Siempre va a ser una mala idea tratar de tener un animal silvestre como mascota, ellos estarán mejor #LibresYEnCasa, pero si los tenían, si tomaron esa decisión en el pasado, llámenos a la Secretaría de Ambiente y con un equipo de técnicos expertos ayudaremos a cuidar de ellos con amor, pero por favor no los abandonen", dijo la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.
 
Médicos veterinarios, zootecnistas, ecólogos y biólogos de la Secretaría de Ambiente diariamente realizan labores maratónicas, por las localidades de Bogotá, para recuperar e incautar, con la Policía Ambiental, especímenes de fauna silvestre que han sido extraídas de sus entornos naturales para tenerlas como mascotas o comercializarlas de manera ilegal.
 
"Los animales silvestres son parte integral de nuestra vida. A pesar de estar confinados, seguimos recibiendo denuncias por parte de la ciudadanía para rescatar animales. De esta manera ejercemos nuestra labor como autoridad ambiental", expresó el veterinario Édgar Camilo Piraján Prieto, uno de los funcionarios que a diario trabajan por la fauna silvestre en Bogotá.
 

 
Los profesionales del grupo de fauna silvestre de la autoridad ambiental del Distrito se convirtieron en ¿héroes de capa verde'. Día a día hacen un esfuerzo para combatir el tráfico, la tenencia y el comercio de especies que en ocasiones se encuentran en alto riesgo de desaparecer.
 
"Como profesional de fauna me encargo de ejercer todo el cuidado que necesitan todos los animales silvestres una vez que son rescatados o entregados con la ayuda de la ciudadanía. Es un trabajo de cuidado, pero es una labor bonita que se realiza para la conservación de las especies", aseguró Piraján Prieto.
 
Estos profesionales diariamente realizan jornadas de sensibilización para que las personas tomen consciencia y respeten todas las formas de vida, además están llevando un mensaje de sostenibilidad por todos los rincones de la ciudad.
 
En un trabajo conjunto con las entidades policiales de Bogotá, estos profesionales arriesgan su vida, dedican tiempo e implementan estrategias que permitan reducir la demanda de personas que quieren tener, aún en cuarentena, algún producto o espécimen que hace parte de la vida silvestre.
 
"A través de las de las denuncias ciudadanas logramos llegar a los inmuebles y la idea es recuperar los especímenes con el apoyo de la Policía Nacional. El hecho de rescatar los animales y que estén en un mejor hábitat justifica este esfuerzo que desarrollamos entre todos", afirmó Mónica Rivera, veterinaria y zootecnista.
 
Colombia es uno de los países más ricos en biodiversidad a nivel mundial. El bienestar de los seres humanos está ligado al gran componente de recursos naturales que hay en nuestro entorno y la estabilidad, para el futuro de las generaciones, está en la misma preservación y conservación de la naturaleza.
 
"Mi trabajo no solo contribuye a la recuperación del ambiente de la ciudad, sino también de otros lugares del país. A corto plazo quizás no se pueda evidenciar, pero a largo plazo, cuando los animales son liberados en su hábitat natural, ellos recuperan su papel biológico y ahí realmente se está haciendo la contribución al ambiente", puntualizó la bióloga Estefanía Delgado Sarmiento.
 

 
Para comprender el daño que se está causando sobre la biodiversidad, solo basta con conocer la extinción a gran escala que se realiza en diferentes ecosistemas del territorio nacional. Este fenómeno genera desplazamiento de especies, causando un peligro para el equilibrio ecológico.
 
El planeta está pidiendo un cambio de hábitos y todos los ciudadanos deben contribuir para su recuperación. Los animales han estado ocupando el espacio de las personas durante la cuarentena y este comportamiento es la fiel muestra de que están reclamando su lugar. Sumar un rol de corresponsabilidad frente a la situación actual y adoptar acciones que mitiguen el riesgo que vive hoy el mundo de perder su biodiversidad.
 
"Si cada uno de nosotros se encarga de cuidar el medio ambiente, las cosas de cierta forma podrían mejorar. Todos sabemos que el calentamiento global y la crisis climática que tenemos nos están afectando a todos. El hecho de que un animal vuelva a su hábitat a realizar su tarea biológica es una ayuda muy grande", finalizó Mónica Rivera.
 
Los animales que son recuperados he incautados son trasladados al centro de recepción de fauna, donde profesionales del Instituto de Protección y Bienestar Animal se encargan de realizar los procesos de recuperación y rehabilitación, con el objetivo de regresar estos especímenes a sus entornos naturales.
 
Consciencia para proteger y conservar todas las especies que aún se tienen y compromiso y responsabilidad para recuperar toda la biodiversidad que se ha perdido, es el mensaje de todos los integrantes del grupo de fauna silvestre de la Secretaría de Ambiente.
 
La Alcaldía de Bogotá agradece a todos los ciudadanos que han contactado a la autoridad ambiental para denunciar las diferentes emergencias con la fauna de la ciudad e invita a seguir comunicando cualquier riesgo o amenaza para los animales silvestres a los teléfonos 3174276828, 3188277733, 3183651787, o 3187125560. Los héroes de capa verde de la Secretaría de Ambiente estarán disponibles para atender cualquier emergencia.

Y recuerda: ¡Los animales silvestres deben estar #LibresYEnCasa!

El cuidador de los árboles que pronto reverdecerán a Bogotá
 
Andrés Quintero es otro de esos héroes silenciosos que hoy tiene Bogotá. Este tecnólogo en Gestión de Recursos Naturales día a día se encarga de mantener con vida más de 150 mil árboles que se están preparando para ser plantados en diferentes zonas de la ciudad.
 
Regar, cuidar, amar y consentir son las acciones que realiza este joven en los tres viveros que tiene la Secretaría de Ambiente para reverdecer la capital. "Principalmente estoy realizando el riego de las plantas que tenemos en los viveros. Amo mi trabajo y estoy convencido de que con esta labor y la de todos mis compañeros, vamos a lograr tener una mejor calidad de vida", afirmó Andrés Quintero Benavides.
 
Por las manos de Andrés pasan miles de árboles de diferentes especies como: chilcos, duraznillos, arrayanes, cedros, verbesinas, alisos, cajetos, arbolocos y más de 50 especies que han sido plantadas en procesos de restauración y arborización a lo largo y ancho de la ciudad.
 
"La pandemia no ha sido un impedimento para continuar con los procesos de restauración ecológica y el mantenimiento de los viveros. Con el grupo revisamos la parte fitosanitaria de todo el material vegetal, verificamos las actividades de propagación y producción de especies nativas", agregó Andrés.
 
Los viveros de la Secretaría de Ambiente son especializados en producir especies que no se pueden conseguir en cualquier vivero de Bogotá. Las especies que allí se propagan son las adecuadas para que se puedan adaptar de la mejor manera a los diferentes suelos de la ciudad.
 
"La importancia de estos viveros es que allí no propagamos material vegetal ornamental o común, sino especies de bosque alto andino, páramo y subpáramo. Nuestros viveros son especializados y tecnificados", aseguró este joven tecnólogo. 
 
Los árboles tienen la capacidad de absorber gran cantidad de CO2, sirven como filtros para atrapar las partículas contaminantes, aumentan la biodiversidad urbana, ayudan a regular la temperatura y mejoran la salud física y mental.