Botón facebookBotón TwitterBotón InstagramBotón YouTube  

Noticias de ambiente

Atrás

Las abejas: polinizadoras de vida

Las abejas: polinizadoras de vida

$Titulo_SEO.getData() Las abejas: polinizadoras de vida

Bogotá, 20 de mayo de 2021. (@AmbienteBogota). La salud de los ecosistemas depende, en gran medida, de la polinización. Por esto, el 20 de mayo de cada año se celebra el Día Mundial de las Abejas, una fecha establecida por la Organización de las Naciones Unidas para sensibilizar a las personas sobre el papel fundamental que cumplen estos insectos en el mundo.

El mundo depende de los polinizadores. De ahí que su protección y conservación sean fundamentales para detener la pérdida de biodiversidad y contribuir, de forma significativa, a la seguridad alimentaria.
 
En este sentido, la conservación de los polinizadores es una de las metas fundamentales para alcanzar un desarrollo sostenible y la regeneración medioambiental. Proteger las abejas es cuidar la vida, y esta fecha se convierte en una ocasión para que cada persona pueda aportar en el mejoramiento de la función de estos insectos.
 
Las abejas, con sus características, aportan servicios ecosistémicos que permiten y ayudan a la conservación de los diferentes ecosistemas. Además, inciden en la preservación de la diversidad biológica y de las especies. Según la Organización de las Naciones Unidas, el 75 % de los cultivos alimentarios en todo el mundo dependen, en cierta medida, de la labor de los polinizadores.
 
 
Diferentes acciones humanas ponen en peligro las poblaciones de las abejas. El cambio en el uso de los suelos, las prácticas de agricultura intensiva, el empleo de químicos, la contaminación y los cambios drásticos de temperatura amenazan el hábitat y la salud de diferentes especies.
 
Naciones Unidas hace las siguientes recomendaciones para que las personas en su día a día ayuden a proteger y conservar los polinizadores: 
  • Cultivar una amplia variedad de plantas nativas. 
  • Comprar miel sin refinar a los agricultores.
  • Comprar productos agrícolas que hayan pasado por prácticas sostenibles.
  • Proteger las colonias de abejas silvestres.
  • Proteger los ecosistemas.
En Bogotá hay cerca de 40 especies de abejas silvestres nativas que realizan trabajo de polinización e incrementan la diversidad de sus hábitats y la sostenibilidad de los ecosistemas que existen en la ciudad.
 
Todas las especies de flora y fauna cumplen una función específica en los ecosistemas, de allí la importancia de protegerlas y conservarlas. La Secretaría de Ambiente invita a los ciudadanos a no molestar a este tipo de animales y, en caso de que se presente alguna emergencia con las abejas, reportarla a la línea 123 para que sea atendido por el Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá