Botón facebookBotón TwitterBotón InstagramBotón YouTube  

Noticias de ambiente

Atrás

La Basura no es Basura: estrategia para el cambio de hábitos e incremento en el aprovechamiento de residuos en Bogotá

La Basura no es Basura: estrategia para el cambio de hábitos e incremento en el aprovechamiento de residuos en Bogotá

$Titulo_SEO.getData() La Basura no es Basura: estrategia para el cambio de hábitos e incremento en el aprovechamiento de residuos en Bogotá

  • La educación ambiental es una de las estrategias para generar conocimiento, apropiación, y cuidado del medioambiente.
  • La Basura no es Basura es una campaña en la que han trabajado entidades como la Uaesp, Secretaría de Ambiente y el Instituto Distrital de Turismo. 
Bogotá, 13 de diciembre de 2021. (@AmbienteBogota). La Basura no es Basura es una campaña que ha venido realizando la Administración Distrital para promover la correcta disposición de residuos entre las personas que habitan la ciudad. Fortalecer los procesos de cultura ciudadana, la separación en la fuente, dignificar la labor de los recicladores y el cambio de hábitos son acciones que permitirán reducir el número de elementos que llegan al relleno sanitario Doña Juana.
 
"Al disminuir los elementos que van a Doña Juana, se le da un mejor manejo al relleno, evitando así riesgos de contaminación de suelos, aguas y aire. Al salir de casa los residuos no dejan de ser un problema nuestro, sino que se vuelve un asunto de ciudad", aseguró la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia. 
 
Separar los residuos y los aceites de forma correcta, no arrojar colillas de cigarrillo, chicles o basura al suelo y entregar los elementos seleccionados a los recicladores son pequeñas acciones que contribuyen a la conservación de los diferentes ecosistemas, ríos, quebradas, además, de proteger la Estructura Ecológica Principal de Bogotá. 
 
De igual manera, la correcta separación en la fuente y el aprovechamiento de residuos ayuda considerablemente a reducir la emisión de gases efecto invernadero, que ocasionan el calentamiento global, y mitiga los impactos sobre las fuentes hídricas y el suelo de la ciudad. 
 
La Secretaría de Ambiente ha venido realizando actividades de educación ambiental con el fin de promover el conocimiento, el cuidado y la apropiación para la protección y conservación del medioambiente en Bogotá.
 
Además, la Secretaría de Ambiente ha realizado un trabajo articulado con el sector privado para impulsar la correcta gestión de los residuos posconsumo. Campañas como la Reciclatón y la Llantatón, han permitido gestionar correctamente 59.982 kilogramos de computadores, luminarias, pilas, baterías, impresoras, envases agroquímicos, aceite vegetal, entre otros y 11.289 unidades de llantas en cinco jornadas realizadas este año.
 
"Desde la Administración buscamos que las llantas y demás residuos de manejo diferenciado no terminen en el espacio público, los humedales u otros elementos de la Estructura Ecológica Principal, donde pueden generar problemas ambientales. Así, impulsamos una adecuada disposición y, en los casos que es posible, potenciamos el aprovechamiento", explicó Alejandro Gómez, subdirector de Ecourbanismo y Gestión Ambiental Empresarial de la Secretaría de Ambiente.
 
 
 
La promoción del consumo y estilos de vida sostenibles, la gestión adecuada de los residuos peligros, de manejo diferenciado y especiales serán fundamentales para el tratamiento sustentable de este tipo de elementos. 
 
"La correcta disposición de residuos es el punto de inicio de muchos beneficios ambientales para la ciudad. El uso de menos recursos naturales para la elaboración de materias primas, generación de energía y producción de abonos para enriquecer nuestros suelos", agregó la secretaria Urrutia. 
 
La Secretaría de Ambiente, la Uaesp, el IDT y el Distrito en general invitan a todos los ciudadanos a realizar un adecuado aprovechamiento de los residuos y separar en la fuente para entregar los elementos clasificados para dignificar y beneficiar el trabajo de más de 20.000 recicladores que recorren Bogotá.
Uso adecuado de bolsas plásticas: 
 
  • Blanca: residuos aprovechables como plástico, vidrio, metales, papel y cartón.
  • Negra: residuos no aprovechables como el papel higiénico, servilletas, papeles y cartones contaminados con comida y papeles metalizados, entre otros.
  • Verde: residuos orgánicos aprovechables como los restos de comida y desechos agrícolas.
Con una correcta disposición de residuos logramos:
 
  • Reducir la emisión de los gases que ocasiona el calentamiento global.
  • Mitigar los impactos negativos sobre la calidad del aire y el agua.
  • Reutilizar y elaborar nuevos productos.
  • Obtención de energía.
  • Aprovechar los residuos para hacer compostaje.