Botón facebookBotón TwitterBotón InstagramBotón YouTube  

Noticias de ambiente

Atrás

Con acciones integrales Distrito avanza en la recuperación del parque Entrenubes

Con acciones integrales Distrito avanza en la recuperación del parque Entrenubes

$Titulo_SEO.getData() Con acciones integrales Distrito avanza en la recuperación del parque Entrenubes

Entrenubes, pulmón del suroriente de Bogotá.

Entrenubes, pulmón del suroriente de Bogotá. Foto: Comunicaciones, Secretaría de Ambiente. 

  • La Administración Distrital y la comunidad están comprometidas con la recuperación del parque ecológico. Se han hecho plantaciones, diseños de restauración, procesos comunitarios y monitoreo a la biodiversidad, entre otras actividades ambientales. 
  • Una de las principales apuestas es la Escuela de Restauración Ecológica Participativa, que busca involucrar a la ciudadanía y a los jóvenes en el proceso de recuperación. 
Bogotá noviembre 28 de 2020. (@AmbienteBogota). Durante 2020 se han plantado más de 3.000 árboles en el Parque Entrenubes y una cifra superior a 1000 desde junio. A mitad de año, este pulmón verde y área protegida sufrió por la tala de 80.000 individuos vegetales, debido a que personas inescrupulosas pretendían vender tierra de manera ilegal o asentarse en el polígono La Esmeralda, en Cuchilla del Gavilán.
 
"Bogotá necesita áreas naturales que protejan sus fuentes de agua y de aire como en el caso de Entrenubes. De ninguna manera estas zonas pueden ofrecerse a procesos de urbanización, estaríamos perdiendo la base sobre la cual se construye la calidad del vida de las personas del suroriente de la ciudad", aseguró la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia. 
 

 
El daño causado tardará décadas en resarcirse; sin embargo, la autoridad ambiental empezó, desde ese momento, a devolverle sus cualidades al ecosistema. "En una actividad conjunta, y decididos a recuperar el parque Entrenubes, aunamos esfuerzos entre la Alcaldía Local de Usme, el Jardín Botánico, el Ejército Nacional y la Secretaría de Ambiente para, con la comunidad y organizaciones sociales, llevar a cabo plantaciones de especies nativas", dijo Ángela Hurtado, profesional de la Secretaría de Ambiente. 
 
La comunidad y los colectivos ambientales de Usme lideran acciones de transformación del territorio y han sido fundamentales en este proceso de recuperación. Días después de la invasión, con una amplia participación, se plantaron aproximadamente 800 árboles y se espera plantar mil más en lo que resta del año. 
 
"Nos encontramos adelantando todos los estudios técnicos para identificar las mejores opciones de recuperación de esta área protegida, no solo con intervenciones directas de las zonas fuertemente afectadas, sino impulsando las áreas vulnerables a nuevos procesos de ocupación. Entre las principales estrategias que estamos evaluando están la adquisición predial, el fortalecimiento de la articulación interinstitucional para el control, prevención y seguimiento de ocupaciones informales, promoción de espacios para la conectividad ecológica, alianzas público-privadas, agricultura sostenible, monitoreo de la biodiversidad, diseños de restauración participativa y levantamiento de información que permita definir los sectores más susceptibles, en las cuales tenemos que empezar a intervenir de manera preventiva para evitar que esto continúa", aseguró Hurtado. 
 
Escuela de Restauración Ecológica Participativa
 
Uno de los principales logros es la Escuela de Restauración Ecológica Participativa, creada como iniciativa de los líderes comunitarios y colectivos ambientales, con el apoyo y la coordinación de la Secretaría de Ambiente, el Jardín Botánico y la Ulata (Unidad de Atención Agropecuaria y Ambiental), para que la ciudadanía y los jóvenes se apropien del territorio y garanticen su conservación y recuperación. 
 
En este proceso se destaca la fundación Red del Agua, el colectivo Pasión por Usme, medios de comunicación comunitarios, colectivos y organizaciones ambientales y estudiantes de Ingeniería Ambiental y Sanitaria de la Universidad de la Salle. 
 
De esta manera, se generó el plan de restauración paisajística comunitaria, promovido por los habitantes del sector. Con los ciudadanos se han realizado talleres virtuales enfocados en el reconocimiento de ecosistemas y técnicas de recuperación, así como jornadas de plantación de árboles nativos, retiro de residuos sólidos y seguimiento y monitoreo de los individuos plantados.
 
Jhoan Chaves, habitante de Usme y quien forma parte de este proceso, afirmó que "para nosotros es muy importante la restauración paisajística y ecológica porque el parque Entrenubes brinda los servicios ecosistémicos a toda la localidad, es por eso que es fundamental la participación de la comunidad, de todas las personas interesadas y las organizaciones que se quieran unir a este gran proyecto".
 
El parque Entrenubes
 
Tiene un área 626 hectáreas, es uno de los pulmones del suroriente de Bogotá. Está ubicado entre las localidades de Usme, Rafael Uribe Uribe y San Cristóbal. Lo conforman los cerros de Guacamayas, Juan Rey y Cuchilla del Gavilán, y cuenta con 17 quebradas asociadas. Es una zona protegida. 
 
Su vegetación es propia del bosque altoandino y transicional a subpáramo (aproximadamente desde los 2600 m hasta los 3100 m de altitud). Tiene un valor estratégico en la regulación hídrica, la prevención de riesgos naturales, la conectividad de los ecosistemas y la conservación paisajística. 
 
"Contamos con una ubicación estratégica a través del parque Entrenubes porque es el conector biológico de muchísimas especies que habitan en el sector. Tenemos toda la conexión de los Cerros Orientales con el páramo de Sumapaz, Cruz Verde y Chingaza. Además, aporta al proceso de oxigenación que tiene la cuidad de Bogotá", afirmó Guillermo Villalba, director del Agroparque Los Soches.
 
El parque Entrenubes es un eje funcional de conectividad ecológica en el borde urbano y rural, y una pieza de conservación para las comunidades de las localidades aledañas y la ciudad.