Botón facebookBotón TwitterBotón InstagramBotón YouTube  

Noticias de ambiente

Atrás

A través del Visor Geográfico se pueden conocer las principales cuencas que hay en Bogotá

A través del Visor Geográfico se pueden conocer las principales cuencas que hay en Bogotá

$Titulo_SEO.getData() A través del Visor Geográfico se pueden conocer las principales cuencas que hay en Bogotá

Bogotá, 28 de agosto de 2021. (@Ambientebogota). La reserva Forestal Productora del Norte Thomas van der Hammen es un área de conservación declarada, mediante Acuerdo de la CAR No. 011 de 2011, con el objetivo de garantizar la conectividad de los Cerros Orientales con el río Bogotá, actuar como barrera ante los procesos de conurbación, conservar los suelos y la dinámica hídrica e hidrogeológica de la zona, constituyéndose en una zona fundamental para el patrimonio natural del Distrito.

 

En el Visor Geográfico se puede consultar su ubicación, extensión, categoría de manejo y zonificación ambiental. Además, en esta herramienta, se encuentran datos que son de misionalidad de la Secretaría de Ambiente. 
En el caso de la reserva, la entidad trabaja, entre otros temas, para dar cumplimiento al plan de manejo, con el fin de definir aspectos como su zonificación y régimen de usos, e implementar medidas que conlleven a fortalecer su función ecológica y ambiental, local y regional. 
 
El trabajo se hace teniendo en cuenta sus potencialidades, los usos actuales, alteraciones, degradaciones y presiones de ocupación, buscando la sostenibilidad del territorio y el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de la ciudad y de la región.
 
Es tal la importancia de la reserva que la Administración de la alcaldesa Claudia López, a través de la Secretaría de Ambiente, ha firmado cuatro acuerdos de conservación en más de 53 hectáreas para la consolidación y protección. 
La meta del Gobierno distrital es implementar, en 100 hectáreas de la reserva, estrategias, acciones y procesos de conservación, contribuyendo al cumplimiento de sus objetivos y plan de manejo.
 
El conocimiento y la protección de todos los ecosistemas de la ciudad es clave para consolidar la reserva y el reverdecimiento de Bogotá.