Atrás

Especies nativas, fundamentales para los procesos de recuperación ambiental

Especies nativas, fundamentales para los procesos de recuperación ambiental

$Titulo_SEO.getData() Especies nativas, fundamentales para los procesos de recuperación ambiental

La comunidad de Sumapaz propaga especies nativas para recuperar el ecosistema. Foto: Comunicaciones, Secretaría de Ambiente.

  • La Secretaría de Ambiente brinda apoyo a campesinos de las zonas rurales de Bogotá para que sean aliados de la conservación.
  • Los árboles nativos sirven de hábitat para la fauna y flora, absorben dióxido de carbono, ayudan a regular el ciclo del agua, contribuyen a recuperar los suelos y embellecen el paisaje.
Bogotá, 4 de septiembre de 2021. (@AmbienteBogota). La Secretaría de Ambiente apoya a los campesinos para que se conviertan en aliados de la conservación. En las zonas rurales de Bogotá se desarrolla el ordenamiento ambiental de fincas, es decir, una estrategia que busca la implementación de buenas prácticas ambientales y reconversión tecnológica para que los árboles y la naturaleza sean protagonistas en los predios, y hacer que el trabajo agrícola y ganadero sea más amigable con los diferentes ecosistemas.
 
Para esto es fundamental que se propaguen especies nativas, es decir, propias de un ecosistema, en este caso de páramo, subpáramo o bosque alto andino, y que solamente se encuentran en ese lugar. Los árboles sirven de hábitat para la fauna y flora, absorben dióxido de carbono, ayudan a regular el ciclo del agua, contribuyen a recuperar los suelos y embellecen el paisaje. 
 
El ordenamiento ambiental de finca permite recuperar las especies nativas que se encuentran amenazadas y mantener las que no lo están. Esto también se logra con estrategias como la implementación de huertas, lombricultivos e invernaderos, que permiten que las siembras sean naturales y sin químicos, además, evitar los monocultivos y realizar plantaciones. 
 
Sumapaz
 
De la mano de los campesinos, en la ruralidad se implementan buenas prácticas ambientales para la conservación de la naturaleza. Foto: Comunicaciones, Secretaría de Ambiente.
 
"En la localidad de Sumapaz estamos propagando diversas especies nativas para recuperar nuestro ecosistema, que ha sido muy impactado sobre todo por la ampliación de la frontera agrícola, por la tala de muchos árboles para utilizarlos como cercas, para usarlos como leña para los fogones de las casas de los campesinos", dijo Alexandra Dávila, habitante de la localidad de Sumapaz. 
 
De la mano de los conocimientos de los campesinos la Secretaría de Ambiente avanza en la conservación de bosques y fuentes de agua. 
 
"Estamos trabajando en las zonas rurales, lo que tratamos de buscar es una conectividad entre los predios y proteger las franjas de bosque. Al involucrar el árbol en la finca la gente va a tener cercas vivas, sistemas silvopastoriles y agroforestales y no va a tener solamente los pastos o el monocultivo, entonces así se va reduciendo el impacto que se tiene", aseguró Nancy Castellanos, coordinadora del Grupo de Ruralidad de la Secretaría de Ambiente. 
 
La entidad realiza acuerdos con los campesinos para un uso adecuado del suelo y de los ecosistemas y los capacita en buenas prácticas ambientales. En el último año se han vinculado 141 predios rurales a este tipo de actividades. También se ha realizado seguimiento a más de 1000 fincas y capacitaciones en la elaboración de abonos orgánicos, manejo de praderas, agroecología y pastoreo rotativo, que permitan la disminución en el uso de agroquímicos.
 
"El objetivo de propagar especies nativas es recuperar muchas zonas y especies, y enriquecer todos nuestros bosques nuevamente, las fincas, ya que utilizando los árboles también se les da beneficio a los campesinos, haciendo sistemas silvopastoriles, agroforestales, cercas vivas, protección de los nacimientos de cada finca, entre otros", continuó Alexandra. 

Importancia de reverdecer zonas rurales

Reverdecer las zonas rurales es fundamental, porque así se restauran los ecosistemas propios de Bogotá (páramo, subpáramo y bosque alto andino), se mejora la conectividad ecológica y contribuye a la conservación de la biodiversidad, ya que se generan corredores verdes para el tránsito de aves y de diversas especies. 
 
Más del 70 % de Bogotá es rural, así que reverdecer esta zona tiene un gran impacto para toda la ciudad. 
Los campesinos son aliados fundamentales en la conservación de la naturaleza, son guardianes de la biodiversidad