Bogotá Positiva
 
«Atrás

Secretaría de Ambiente de Bogotá y CAR realizarán operativos conjuntos para control de calidad del aire

   

  • Las dos entidades intensificarán sus acciones de vigilancia contra fábricas, vehículos de carga y transporte intermunicipal.
  • En la última semana la red de monitoreo de calidad del aire de la Secretaría Distrital de Ambiente reportó niveles normales en la capital.

Bogotá, 27 de marzo de 2017. La Secretaría de Ambiente de Bogotá y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR, intensificarán los operativos de control a vehículos de carga, particulares y transporte intermunicipal, en puntos estratégicos, como las terminales de transporte y las 5  entradas y salidas de la capital (Calle 80, Autopista Norte, Fontibón, calle 13 y Autopista Sur Soacha). También han aumentado los seguimientos para identificar empresas, fábricas e industrias que están generando emisiones atmosféricas, con el fin de garantizar una óptima calidad del aire para Bogotá.

Las dos autoridades ambientales, en su compromiso con el medio ambiente, vienen realizando un monitoreo permanente de la calidad del aire, evaluando parámetros de alto interés para la ciudad como son las partículas de tamaño inferior a 10 microgramos (PM10), las de tamaño inferior a 2.5 microgramos (PM2.5) y el ozono troposférico (O3). Los resultados, arrojados en las últimas semanas, indican que estos contaminantes se mantienen por debajo de los límites permisibles.

Bogotá cuenta con 13 estaciones y una unidad móvil que monitorean, las 24 horas, el material particulado emitido, tanto por las fuentes fijas como móviles, garantizando un control constante de los niveles de contaminación del aire. Los reportes de los últimos días, arrojan valores de concentración diarios que no superan los niveles permitidos por la norma.

Aunque, en el sur occidente de la capital, las estaciones de monitoreo de Kennedy, Carvajal-Sevillana y Puente Aranda han reportado episodios en los cuales se aumenta transitoriamente las concentraciones de PM10 y PM2.5, producto del alto flujo vehicular de transporte público y de carga, además de la presencia de industrias,  estas partículas se dispersan rápidamente debido a las condiciones geográficas de Bogotá.

A diferencia de otras ciudades, la capital no se encuentra totalmente rodeada de montañas, lo que permite que el material particulado, emitido tanto por vehículos como por fábricas, circule y no se concentre. Esta condición, evita que agentes contaminantes como PM10 y PM2.5 lleguen a niveles perjudiciales para la salud.

La Secretaría Distrital de Ambiente y la CAR reiteran que en Bogotá no hay razones para declarar la alerta roja por contaminación del aire. Decretar esta medida en la capital implicaría una parálisis de la ciudad.

Finalmente, hacemos un llamado para que las personas utilicen cada vez más la bicicleta como medio de transporte sostenible, se movilicen a pie, en transporte público o compartan recorridos en carro particular.