Residuos de medicamentos y sus empaques deben ser dispuestos de manera especial

 

  • Los medicamentos y sus empaques son considerados residuos peligrosos.
  • En Bogotá hay más de 500 puntos de recolección para la disposición de medicamentos de uso humano y más de 30 para los de uso veterinario.
Bogotá, 11 de enero de 2021. (@Ambientebogota). En todos los hogares hay medicamentos vencidos, usados parcialmente o consumidos en su totalidad, que se convierten en residuos y deben ser manejados de manera correcta. 
 
Los medicamentos de uso humano y veterinario, así como sus envolturas, son considerados residuos peligrosos, debido a que pueden generar afectaciones en la salud y el ambiente, si son dispuestos inadecuadamente. Además, son susceptibles de falsificación y adulteración. 
 
En consecuencia, estos no pueden ser depositados en las bolsas blancas, negras o verdes ni entregados directamente a los prestadores del servicio de aseo, sino que tienen que ser separados en un recipiente diferente y llevados a los sitios de recolección de este tipo de residuos.
 
En Bogotá, hay más de 500 puntos de disposición de medicamentos de uso humano y más de 30 para los de uso veterinario, los cuales son gestionados por los programas posconsumo Punto Azul y Aprovet, que trabajan de forma articulada con la Secretaría de Ambiente para lograr un adecuado manejo de residuos peligrosos en la ciudad. Estas corporaciones se encargan de entregar posteriormente dichos elementos a gestores autorizados para que realicen la correcta disposición final.
 
 
La mayoría de los puntos de recolección se encuentran instalados en droguerías, almacenes de cadena, centros veterinarios y entidades públicas, y pueden ser consultados en la página de la Secretaría de Ambiente o en los sitios web de los programas posconsumo mencionados (www.puntoazul.com.co/ - www.aprovet.com/).
 
En estos lugares pueden ser entregados los medicamentos parcialmente consumidos o vencidos con sus envases y empaques. Es importante aclarar que dichos puntos no están destinados para la recolección de residuos biológicos como jeringas, algodones y bajalenguas o elementos cortopunzantes.