Plan de Desarrollo: la Estructura Ecológica Principal será el eje principal del crecimiento ordenado de la ciudad

Humedal el Burro.

   

Humedal el Burro. Foto: Secretaría de Ambiente.

Bogotá, junio 19 de 2020. El nuevo contrato Social y Ambiental para el siglo XXI, aprobado por el Concejo de Bogotá el pasado 11 de junio a través del Acuerdo 761 de 2020, dio vía libre a la Administración de la alcaldesa Claudia López para la ejecución de sus líneas de acción en torno al desarrollo económico, social, ambiental y de obras públicas del Distrito entre el 2020 y 2024.
 
Los propósitos y programas del Plan Distrital durante estos cuatro años de Gobierno se encaminarán a cambiar los hábitos de quienes habitan en la ciudad para así reverdecer a Bogotá. Avanzar conjuntamente con la ciudadanía en torno a la adaptación y mitigación de la crisis climática será una de las prioridades. 
 
La Secretaría de Ambiente será la encargada de implementar un plan de manejo para construir lazos de gobernanza ambiental, encaminados a la restauración de sus ecosistemas, el manejo de la reserva Thomas van der Hammen, la conservación de la franja de adecuación de los Cerros Orientales y otras áreas de interés ambiental como el Parque Entrenubes, la Cuchilla del Gavilán y Cerro Seco. Además de recuperar y proteger los 15 humedales. 
 
Dentro de los propósitos del Contrato Social y Ambiental para la Bogotá del Siglo XXI se encuentra la protección, preservación, restauración y manejo de la Estructura Ecológica Principal, donde están incluidas las áreas protegidas del Distrito, los parques urbanos, los corredores ecológicos y el área de manejo especial del río Bogotá, así como los ecosistemas estratégicos de páramos, humedales, bosques y otras áreas de interés ambiental.
 
Para recuperar el río Bogotá se integrará el concepto del agua como principal atributo estratégico para el ordenamiento del territorio y se consolidará el borde del río como un componente de la Estructura Ecológica Distrital en aras de garantizar la preservación y el saneamiento ambiental de este afluente y su corredor ecológico, donde está incluido el cauce, la ronda y la Zona de Manejo y Preservación Ambiental - ZMPA.

Lea también: Plan de Desarrollo: río Bogotá y el agua son el eje estructurador de la ciudad.

 
Proteger la Estructura Ecológica Principal es una de las prioridades, por eso se invertirán más de 50 mil millones de pesos en los procesos de recuperación y restauración de la reserva Thomas van der Hammen. Para reverdecer a Bogotá, se plantarán 802 mil árboles en zonas urbanas y rurales y se restringirán las nuevas obras de endurecimiento en los humedales, Cerros Orientales y la ZMPA del río Bogotá. 
 
"Vamos a proteger la estructura ecológica principal y a reforestar. Hay buenos recursos para proteger la reserva Thomas van der Hammen, Entre Nubes, los humedales... También vamos a convertir en eléctrico el transporte. Hay muchos planes", aseguró la alcaldesa Claudia López.  
 
Es de resaltar que la Alcaldía Mayor de Bogotá ajustó y asignó al presupuesto 35 mil millones de pesos para consolidar todas aquellas obligaciones que tiene el Distrito en el marco de la sentencia de los Cerros Orientales. Adicionalmente, se invertirán cerca de 17 mil millones de pesos para trabajar en el Plan de Manejo, áreas de canteras, vegetación natural que corresponde al área de ocupación pública prioritaria de la Franja de Adecuación de Cerros Orientales.

Lea también: Alcaldesa sancionó Plan de Desarrollo que le apunta a la sostenibilidad, a la rápida reactivación y al cambio de hábitos para enfrentar la crisis climática.

Varias son las acciones que desde esta Administración están encaminadas a darle la jerarquía a la Estructura Ecológica Principal.  La estrategia de llegar hasta las localidades rurales es para implementar programas de producción sostenible y protección de fuentes hídricas, y fortalecer la conservación del sistema de páramos más grande del mundo Chingaza y Cruz Verde - Sumapaz.
 
Para la recuperación económica se priorizará la generación de empleos verdes que permitan reverdecer espacios y ayuden a la rehabilitación, recuperación, restauración de la Estructura Ecológica Principal. La construcción y operación de viveros, zonas de agricultura urbana, techos verdes y jardines verticales harán de Bogotá una ciudad sostenible.
 
Para la Secretaría de Ambiente también es indispensable que entre todos reduzcamos el número de toneladas de residuos sólidos que llegan diariamente al relleno Sanitario Doña Juana, y promover el tránsito energético hacia tecnologías limpias y renovables tales como biocombustibles avanzados de segunda generación, entre otros.
 
La Administración de la alcaldesa Claudia López recuperará la confianza de los habitantes de Bogotá, trabajando conjuntamente hacia uno de los pilares del actual Plan de Desarrollo, reverdecer Bogotá y hacerla una ciudad sostenible.  
 
Protegiendo la Estructura Ecológica Principal activamos el plan que nos lleva a la sostenibilidad.