Manzanito de páramo, uno de los árboles preferidos por los polinizadores

 

Bogotá, 19 de febrero de 2021. (@Ambientebogota). El manzanito de páramo es una especie que se caracteriza porque sus flores de color crema exhalan un olor perfumado atrayente para polinizadores como las abejas y otros insectos. 
 
Este proceso es fundamental para el ciclo biológico, ya que los animales trasportan polen de una flor a otra, lo que es necesario para que las plantas produzcan frutos. 
 
Este árbol permanece con hojas durante todo del año, gracias a que estas no se caen por las estaciones o cambios de clima. Generalmente, entre mayo y junio germinan sus flores y frutos. Estos últimos se distinguen porque tienen forma de cápsula y tres cavidades que se abren por sí solas para liberar las semillas.
 
Además de ser fundamental para el proceso de polinización, este árbol protege el suelo de la erosión y es un hogar ideal para la fauna, principalmente aves e insectos. Su tronco es utilizado como leña o para actividades carpintería o ebanistería.

Lea también: Gaque de hoja ancha, una especie clave para limpiar el aire de la ciudad.

Lea también: Cordoncillo: beneficioso para los procesos de restauración ecológica y para la salud.

El manzanito de páramo puede medir hasta 15 metros de alto y sus hojas, 14 centímetros de largo. Es nativo de Suramérica, específicamente del área andina. En Colombia se encuentra entre las cordilleras Central y Oriental y en la Sierra Nevada de Santa Marta, en alturas desde los 2000 hasta los 3600 m s. n. m.