Bogotá Positiva
 
«Atrás

#LibresYEnCasa, campaña del Distrito para frenar el tráfico de fauna


Bogotá, diciembre 7 de 2017. La administración del alcalde Enrique Peñalosa pone en marcha la campaña Libres y en casa, con la que busca disminuir el tráfico ilegal de especies silvestres, especialmente, durante esta temporada de fin de año, época que utilizan las redes criminales para extraer la fauna de su entorno natural con fines lucrativos.

#LibresYEnCasa será presentada este jueves en La Terminal de Transportes de Bogotá (Salitre) con el objetivo principal es frenar el comercio ilegal de especies silvestres, el cual ha sido catalogado como el tercer delito más lucrativo en el mundo después de las drogas y las armas. La iniciativa además busca concientizar a las personas para que se abstengan de comprar y traer a la ciudad este tipo de animales que no son aptos para ser tenidos como mascotas.

La Secretaría de Ambiente, en conjunto con la Policía Ecológica, intensificará los operativos de control en las terminales terrestres y en el aeropuerto El Dorado, donde cuenta con oficinas de enlace para recibir los animales incautados. Asimismo, la Policía de Carabineros pondrá a disposición el Escuadrón Canino anti tráfico de fauna silvestre, experto en la detección de animales traficados.

Estas acciones de control, serán apoyadas por la unidad móvil con la que cuenta la autoridad ambiental, en ella se podrán recoger y atender los animales que sean víctimas del tráfico ilegal para posteriormente ser trasladados al Centro de Recepción y Rehabilitación de Flora y Fauna Silvestre en Engativá.

Gran parte de los animales que son incautados, rescatados o entregados voluntariamente en Bogotá están en alguna categoría de peligro. En lo que va corrido de 2017 se han incautado cerca de 1.700 animales silvestres.

La administración del alcalde Peñalosa hace un llamado a la ciudadanía para que denuncien cualquier caso de tráfico de fauna silvestre en los teléfonos: 315 263 30 94, 317 4276828 o al 350 3002912.

La Ley 1333 de 2009 contempla sanciones administrativas y multas de 3.600 millones de pesos por el tráfico de especies silvestres, además el Código Penal establece penas de hasta 9 años de prisión.

En las últimas horas

En un operativo en conjunto adelantado en el barrio Galán entre la Secretaría de Ambiente y el Grupo Investigativo de Delitos contra el Medio Ambiente y Recursos Naturales de la DIJÍN, se lograron incautar 33 aves silvestres y dos mamíferos que estaban siendo tenidos ilegalmente por una persona.

Este hombre, que se disponía a comercializar estas especies fue puesto a disposición de las autoridades. Según investigaciones, ya tenía antecedentes por tráfico de especies silvestres, situación que será un agravante para su proceso sancionatorio.