Bogotá Positiva
 
«Atrás

Incautadas 216 ranas venenosas en el Aeropuerto Internacional El Dorado

 

• Los anfibios estaban camuflados en empaques de rollos fotográficos y su valor en el mercado ilegal supera los 400.000 dólares. 
 
• Este es el mayor hallazgo de anfibios incautados a los traficantes de fauna silvestre en Bogotá. 
 
Bogotá, noviembre 7 de 2018. Gracias a que las autoridades activaron los protocolos de seguridad del Aeropuerto Internacional El Dorado, se logró la incautación de 216 ranas venenosas que pretendían ser traficadas hacia Alemania. 
 
Ante la presión ejercida por las autoridades, se logró encontrar, en uno de los baños de la terminal aérea, una tula abandonada que en su interior contenía 194 empaques de rollo fotográfico camuflados entre ropa de hombre y mujer, los cuales tenían dentro ranas venenosas. 
 
Profesionales de la Secretaría Distrital de Ambiente realizaron la inspección del contenido de los recipientes y se logró identificar 216 individuos de tres especies diferentes: 153 Oophaga histrionica (rana arlequín), 50 Oophaga lehmanni (rana venenosa de Lehmann) y 13 Oophaga selvática (rana kiki), especies que son endémicas del Pacífico colombiano.    
 
Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la rana venenosa de Lehmann se encuentra amenazada en categoría de peligro crítico. La rana Kiki está en categoría casi amenazada y la población de la rana Arlequín ha venido decreciendo significativamente. 
 
Los animales fueron trasladados al Centro de Recepción de Flora y Fauna Silvestre, donde profesionales de la Secretaría Distrital de Ambiente y del Instituto de Protección Animal los examinaron y determinaron que se trata de especies que se pueden encontrar en los municipios de Baudó, Tadó y Playa de Oro, en el departamento del Chocó. 
 
Según las primeras pesquisas de la Policía, los animales habían sido transportados vía terrestre desde la ciudad de Cali hasta la capital del país, donde luego partirían hacia Alemania para ser vendidas a coleccionistas o para darle uso a su veneno. 
 
Esta incautación se convierte en la más grande de anfibios en la capital. Se estima que cada individuo puede costar alrededor de 2.000 dólares en el mercado ilegal, por lo que todos estos especímenes tendrían un valor de más de 1.200.000.000 de pesos en el comercio ilegal.    
 
La Policía Nacional adelanta las investigaciones respectivas para identificar a los responsables de estos hechos. Mientras que la Alcaldía Mayor de Bogotá, le recuerda a la ciudadanía que el tráfico de especies silvestres es un delito ambiental cuyas multas pueden alcanzar los 3.600 millones de pesos como lo establece la Ley 1333 de 2009.