Ciro: una especie resistente a condiciones extremas

 

Bogotá, 11 de diciembre de 2020. (@Ambientebogota). El ciro, o también conocido como chilco o chilca, es una especie ruderal, lo que quiere decir que aparece en hábitats alterados por la acción humana como zonas urbanas o bordes de caminos. Es por eso, que se adapta a condiciones extremas y es de gran ayuda para la recuperación de los suelos degradados y el control de la erosión. 
 
Además, este árbol tiene un uso ornamental y se puede encontrar en antejardines, parques o como cerca viva, es decir, una barrera natural para cuidar los ecosistemas. 
 
Es nativo de la cordillera de los Andes, lo que quiere decir que solo se encuentra allí. En Colombia se puede observar en los departamentos de Cundinamarca, Santander y Norte de Santander, en una altura que oscila entre los 1800 hasta los 3800 m.s.n.m. 

Lea también: Cedro, uno de los árboles más emblemáticos y longevos de Bogotá.

En Bogotá está presente en escenarios como parques, humedales y diversos ecosistemas de la Estructura Ecológica Principal. La Secretaría de Ambiente viene propagando el ciro en sus viveros, ya que esta especie resiste a condiciones extremas como heladas, suelos pobres, sequías o baja precipitación. Además, se adapta fácilmente, mejorando los servicios ecosistémicos de los bosques y ayudando a los procesos de restauración. 

 
Con el cuidado y protección de todas las especies de flora y fauna contribuimos a que Bogotá reverdezca.