Abejorro: un insecto polinizador que habita los páramos y parques de Bogotá

Abejorro

 

  • Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los polinizadores como aves, abejas y murciélagos inciden en el 35 % de la producción agrícola a nivel mundial. 
  • Las emergencias o situaciones relacionadas con abejas deben ser reportadas a la Línea 123.
Bogotá, septiembre 30 de 2020. (@AmbienteBogota). Este insecto pertenece a la familia Apidae y al género Bombus, proveniente del griego Bombos que significa zumbido. En Bogotá y sus alrededores hay cinco especies: atratus, funebris, rubicundus, hortulanus y robustus.
 
Dentro de la tribu Bombini hay abejas de tamaño mediano (0,8 cm) y grande (3 cm). Se identifican por ser robustas, con abundante pilosidad, su mandíbula posee dientes cortos, sus alas son membranosas y tienen un patrón de coloración variado (negro, amarillo, rojizo y blanco). 
 
Las hembras se caracterizan por tener una extremidad posterior ancha, conocida como corbícula o canasta de polen, similar a la de las abejas obreras y un aguijón. El género Bombus cumple la función de polinizar numerosas plantas silvestres y cultivadas (tomate, pimentón, kiwi, entre otras).
 
El abejorro tiene hábitos diurnos con un pico de actividad entre las 5:30 a.m. y las 8:00 a.m., tiempo en el que colecta el néctar y el polen. Cuenta con una alta resistencia al frío y posee la capacidad de generar cantidades de calor metabólico y usarlo para mantener una temperatura corporal estable. Estos animales se pueden encontrar en casi todo el mundo; en Bogotá, habitan páramos y parques.
 
Los principales enemigos del abejorro son los parásitos, las aves, las arañas, las moscas asesinas y mamíferos como los zorros, los zorrillos y las comadrejas, que consumen sus larvas.
 
A pesar de su importancia, las poblaciones Bombus tienden a disminuir por la destrucción de su hábitat. Hace dos décadas era posible encontrar nidos de estos abejorros en los jardines de las casas bogotanas.

Lea también: La zarigüeya andina, un marsupial que habita en los Cerros Orientales de Bogotá.

Lea también: Lechuza de campanario, un controlador de roedores.

La Secretaría de Ambiente invita a la ciudadanía a proteger y respetar todas las especies que cumplen un papel fundamental en los ecosistemas. Asimismo, recuerda que no se debe molestar a este tipo de animales y de llegar a presentarse algún caso, reportarlo a la Línea 123 para que sea atendido por el Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá.
 
La Administración Distrital hace un llamado a todos los ciudadanos a seguir cuidando las especies y reportar los casos de maltrato, comercialización o emergencia a los teléfonos 3174276828, 3188277733, 3183651787 y 3187125560, en los que profesionales del grupo de fauna silvestre de la Secretaría de Ambiente estarán disponibles para atender cualquier incidencia.