Corresponsabilidad ciudadana, control y monitoreo: acciones claves para el cuidado de los ríos en Bogotá

Profesional realiza medición de calidad de agua.

Profesional realiza medición de calidad de agua. Foto: Secretaría de Ambiente.

 

  • La Secretaría de Ambiente tiene como objetivo alcanzar niveles de calidad de agua aceptable, buena o excelente en 41 kilómetros de los cuatro ríos principales.
  • La ciudad tiene cuatro ríos principales que la atraviesan de oriente a occidente y que desembocan en el río Bogotá: Torca, Salitre, Tunjuelo y Fucha.
  • El más reciente reporte de medición de calidad de agua muestra una mejoría en nueve de los catorce tramos que se evalúan, en los cinco restantes los niveles se mantuvieron. 
  • Para contribuir al cuidado de nuestros ríos los ciudadanos pueden hacer importantes acciones como evitar arrojar aceite en los lavaplatos, disponer adecuadamente los residuos y no botarlos en los sifones ni en la calle y utilizar detergentes que protegen el ambiente, entre otras.
Bogotá, septiembre 26 de 2020. (@AmbienteBogota). La Secretaría de Ambiente es la autoridad encargada de administrar el recurso hídrico superficial de los cuatro ríos principales de la ciudad. El más reciente reporte de medición de calidad de agua muestra una mejoría en nueve de los catorce tramos que se evalúan, en los cinco restantes los niveles se mantuvieron.
 
“Tenemos cuatro cuencas todas ellas priorizadas (Torca, Tunjuelo, Fucha y Salitre). En todo este sistema hídrico tenemos 30 estaciones que monitorean la calidad de este precioso líquido. Vamos a continuar trabajando en los vertimientos de sectores clave que son críticos, como curtiembres y frigoríficos”, aseguró la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia. 
 
Esto se logra con el control y vigilancia que realiza la entidad a los establecimientos que generan vertimientos y también al seguimiento que se hace al Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos, que ejecuta la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, y que busca, entre otros, realizar un conjunto de actividades para evitar que las aguas residuales afecten la calidad de los ríos. 
 
Esta Administración tiene como objetivo alcanzar niveles de calidad de agua aceptable, buena o excelente en 41 kilómetros de los cuatro ríos principales. Actualmente, 26,95 km de río se encuentran con estos indicadores, de un total de 84,24 km de afluentes urbanos. 
 
La Secretaría de Ambiente ha reforzado los controles y monitoreo de la calidad del agua.

La Secretaría de Ambiente ha reforzado los controles y monitoreo de la calidad del agua. Foto: Secretaría de Ambiente.

Los niveles óptimos de agua se calculan por tramos en los ríos bajo el índice WQI (Water Quality Index – Índice de Calidad del Agua por sus siglas en inglés) en una escala de 0 a 100. De 0 a 44 la calidad del agua es pobre; entre 45 y 64, marginal; 65 y 79, aceptable; 80 a 94, buena; y entre 95 y 100, excelente. Así, se establecen variaciones y se planifican y ejecutan acciones para evitar afectaciones en el recurso hídrico. 
 
La Secretaría cuenta con 30 estaciones (puntos de monitoreo) ubicadas en estos ríos principales: cuatro en Torca, seis en Salitre, ocho en Fucha, diez en Tunjuelo y dos en el río Bogotá. Allí se hace un seguimiento constante, se toman muestras por estación y un laboratorio acreditado las analiza.
 
“Nuestro recurso hídrico está principalmente afectado por vertimientos de aguas domésticas e industriales, por eso invitamos a la ciudadanía a que ejecute buenas acciones y se evite que en los sistemas sanitarios, alcantarillado y calles se viertan papeles, basura o aceites, además ahorrar el agua y consumirla de manera eficiente. Además, los invitamos a denunciar las actividades ilegales que no estén amparadas bajo un permiso, con esa denuncia verificaremos los puntos e impondremos las sanciones administrativas a que haya lugar. La apropiación del recurso hídrico como un sitio de vida es un cambio de hábitos que nos llevarán a tener un mejor ambiente”, explicó por su parte Camilo Rincón, director de Control Ambiental de la Secretaría de Ambiente. 
 
Actualmente, las partes más contaminadas de los ríos de la ciudad son los tramos número cuatro de los ríos Fucha, Tunjuelo y Salitre. El primero, desde la Avenida Boyacá; el segundo, desde la Autopista Sur; y el tercero, desde el sector de la Avenida Carrera 68, todos ellos hasta la desembocadura del río Bogotá. 
 
En justamente en estas zonas donde la Secretaría de Ambiente han reforzado los trabajos de control y monitoreo de la calidad del recurso hídrico. 

Lea también: Apropiación y participación ciudadana para recuperar y proteger el recurso hídrico.

Lea también: La Estructura Ecológica Principal debe ser el eje articulador de las ciudades sostenibles.

Por tal motivo, la Administración Distrital hace un llamado a los establecimientos comerciales, de servicios, industriales y domésticos para que acaten las normas ambientales y se generen vertimientos de mejor calidad, además de no realizar descargas con sustancias que pongan en riesgo cuerpos hídricos. 
 
Adicionalmente, la ciudadanía también puede aportar con las siguientes acciones:
  • No arrojar aceite en los lavaplatos.
  • Disponer adecuadamente los residuos.
  • No arrojar residuos en los sifones ni basura a la calle.
  • Utilizar detergentes que cuiden el ambiente.
  • No realizar lavado de autos, aceras, fachadas o andenes por cuenta propia.