Jóvenes, sabían que en sus colegios pueden prestar el servicio social ambiental

 

 

El servicio social que prestan los jóvenes los últimos años de colegio puede ser ambiental, para esto, “los estudiantes pueden vincularse a través de una solicitud y los docentes a cargo de los PRAE pueden generar una vinculación a través de la Secretaría Distrital de Ambiente. Deben hacer una solicitud formal a través de la Oficina de Educación, Participación y Localidades y de esta manera solicitar el proceso para vincular al grupo de educación secundaria a este proceso de educación ambiental”, afirmó Lupita Ulloa, educadora ambiental de la Secretaría Distrital de Ambiente.

Ejemplo de esto es que, durante 80 horas, 40 teóricas y 40 prácticas, varios estudiantes han podido aprender del ambiente y replicarlo en su comunidad. Para Haslin Romaña, estudiante del colegio José Félix Restrepo, el servicio social ambiental “ha significado coger un poco de mi tiempo libre para guiarme en cosas productivas, por ejemplo, las salidas, reconocer más nuestro territorio y apropiarnos más de nuestros recursos naturales. Hemos aprendido sobre varias especies nativas, sobre estructura ecológica principal y hemos visitado varios lugares”.

Alumnos en recorrido ambiental

Sin duda, estos estudiantes se convierten en agentes de cambio, aseguran que han adquirido herramientas que los ayudan a cuidar el planeta, e invitan a otros jóvenes para que marquen la diferencia. “Van a aprender muchas cosas, les va a gustar mucho, se van a concientizar de todo lo que están haciendo y les van a gustar las salidas; aprenden, conocen y es muy bueno tanto para ti como para la sociedad. Los jóvenes tenemos la oportunidad de ayudar al mundo y somos los únicos que podemos hacer algo”, dijo Luisa Jiménez, estudiante del colegio José Félix Restrepo.

Estos jóvenes tienen claro que son una generación que le está apostando al cambio.