Con tres nuevas estaciones de Monitoreo de Calidad del Aire bogotanos podremos tomar mejores decisiones

 

  • Solo #UnidosPorUnNuevoAire Bogotá logrará reducir la concentración de material particulado.
  • La Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Bogotá pasará de tener 13 a 16 estaciones. La Secretaría de Ambiente trabaja en la instalación de cuatro más en los próximos meses.
  • El costo de la Red de Monitoreo y su infraestructura tiene un valor aproximado de 16.700 millones de pesos.
  • Con una red más amplia, y a través de la página web de la Secretaría de Ambiente y la aplicación para celular Iboca, los ciudadanos podrán acceder directamente a los datos de cómo está el aire en su entorno más cercano y así tomar las decisiones para sus actividades cotidianas. 
Bogotá, octubre 7 de 2020 (@AmbienteBogotá). Desde este miércoles, Bogotá tendrá tres nuevas estaciones que medirán la calidad del aire en la ciudad. El objetivo de la Administración de la alcaldesa Claudia López es fortalecer el sistema de monitoreo para garantizar una mejor toma de decisiones. Por eso, ampliaremos las estaciones de monitoreo de calidad del aire con siete nuevos puntos en los próximos meses, que permitan fortalecer los datos e información del comportamiento de diferentes contaminantes en la capital. 
 

 
"La calidad del aire es el reto más improtante que tiene Bogotá en términos ambientales, porque es el único que está relacionado con la muerte de más de dos mil personas al año. Como en todos los temas ambientales, estamos construyendo confianza en nuestro sistema de monitoreo, primero cubriendo mejor la ciudad y después acordando con los expertos y ciudadanos la mejor forma de informar a la ciudadanía y los protocolos para darle respuesta", aseguró la secretaría de Ambiente, Carolina Urrutia. 
 
Las tres nuevas estaciones, que tienen un costo cercano a los 3 mil millones de pesos, están ubicadas en Bosa, en la diagonal 73 F Sur # 78 – 44; en Usme, en la carrera 11 # 65 D 50 Sur; y en el Jazmín, en la calle 1 G # 41 A 39, en la localidad de Puente Aranda. 
 
Foto: Estación de monitoreo de calidad del aire en Usme ¿ Comunicaciones, Secretaría de Ambiente.

Foto: Estación de monitoreo de calidad del aire en Usme – Comunicaciones, Secretaría de Ambiente.

Los equipos cuentan con monitores de material particulado PM 10 y 2.5, analizadores de gases, ozono (O3), óxidos de nitrógeno (NOx), dióxido de azufre (SO2) y monóxido de carbono (CO). Además, tienen sensores meteorológicos para la velocidad y dirección del viento, radiación solar, presión barométrica, temperatura y humedad relativa. Toda esta información es fundamental para el análisis de datos y la toma de las mejores decisiones en beneficio de los ciudadanos. 
 
Estos nuevos puntos de monitoreo permitirán registrar la información necesaria para que la ciudadanía conozca el nivel de concentración de material particulado. Adicionalmente, las instituciones podrán tomar las decisiones necesarias y, así, salvaguardar la salud de todas las personas, en especial la de los más vulnerables: niños y adultos mayores, ante picos de contaminación.
 
"Mejorar la calidad del aire es un reto de todos y todas las bogotanas. Son nuestras decisiones, en particular las de transporte y producción, las que determinan lo que respiramos", agregó, la secretaria Urrutia. 
 
La ampliación de la Red de Monitoreo de Calidad del Aire es una de las acciones que implementa la Administración para reforzar los protocolos de atención y mejorar la respuesta de las crisis ambientales que pueden presentarse en la ciudad. 
 
Con una red de monitoreo más amplia, y a través de la página web de la Secretaría de Ambiente - Red de Monitoreo de Calidad del Aire y la aplicación para teléfonos celulares Iboca, los ciudadanos podrán acceder directamente a los datos de cómo está el aire en su entorno más cercano o hacia donde se dirigen y así tomar las decisiones y acciones pertinentes para sus actividades cotidianas y salvaguardar su salud. 
 
#UnidosPorUnNuevoAire es la consigna que invita a todas las personas a trabajar por mejorar las condiciones atmosféricas. Uno de los principales retos de la Administración es poner en funcionamiento, en los próximos meses, una red con 20 estaciones. De esta forma, se podrá tener información más completa para implementar estrategias que permitan reducir la contaminación.

Lea también: Unidos por un nuevo aire, trabajamos por reverdecer a Bogotá.

Mejorar la calidad de aire, una prioridad para la Administración

En el Plan de Desarrollo quedó contemplado invertir cerca de 30.000 millones de pesos para reducir un 10 % la concentración de material particulado PM10 y PM2.5, para ello, el Distrito viene trabajando en la formulación e implementación del Plan Estratégico de Gestión Integral de la Calidad del Aire de Bogotá 2030. 
 
"Cualificamos nuestra meta de calidad del aire para integrar una de nuestras grandes preocupaciones: la gobernanza del aire. Buscaremos la participación de la sociedad civil y de la academia la que nos permita avanzar y cumplir las metas de reducción de contaminantes", puntualizó la secretaria de Ambiente.
 
Además, la Secretaría de Ambiente viene realizando diferentes mesas de trabajo para implementar el Programa Distrital para la Gestión de las Emisiones del Transporte Urbano de Carga y empezar a gestionar un aire más limpio. 
Así mismo, trabaja para lograr reducir la generación de gases efecto invernadero, de la mano de todos los bogotanos y bogotanas. El cambio de hábitos y la corresponsabilidad son las herramientas complementarias a la labor del Gobierno distrital. 
 
Por último, la Secretaría de Ambiente, en compañía de otras entidades, buscará impulsar campañas que permitan a la industria y los transportadores migrar a tecnologías limpias para disminuir el uso de combustibles fósiles y la emisión de contaminantes para reverdecer la ciudad.
 
Bogotá se sabe mover de una manera responsable con el aire. Por eso, la Administración Distrital hace un llamado a los ciudadanos para que utilicen medios alternativos de transporte como bicicleta y patineta, opten por caminar o compartan el vehículo particular.